7.8.17

Que se acabe el 2017

Reviso y sí, en efecto, no tengo ninguna entrada en el 2017, entre otras cosas... el año apesta¡ aquel que pareciera ser el año¡ no es más que sí lo que llaman un momento de crecimiento, sí, de esos que duelen y cuestan sudor, lagrimas y sangre.
Tengo más de un día de crisis existencial, la creatividad pareciera que no resulta ser lo que era antes...
Si alguien tiene una lámpara mágica, una hada madrina escondida, por favor pídale que ya se acabe este 2017, por favor.
Doctorado? Cambio de ciudad? Esclavitud entre las aulas?
No lo sé.... y ya me cansé.

17.2.16

Y vaya que si duele

Me dispongo a extirpar el sentimiento y el pensamiento de lo más profundo del día.

Se que la vida no se detiene y todo cambia, lo último que uno espera escuchar y ver al frente, es una persona que se instaló en la latencia de la espera, de lo inesperado, de lo anhelado, pero además constatar que por esa necedad lo único que permaneció fuiste tú, pues todo lo demás se movió.

Por lo tanto esta tristeza, este pesar de mirar lo que pasó de largo y lo que pasa ante el sol, no es más que la risa de la ironía, de lo que no fue, de lo que no pudo ser y hoy es bajo otro rostro y otro cielo.

La humedad se concentra en la garganta,  se  constriñe el sentimiento e irónicamente dibujo una sonrisa, tras respirar, para hacer de cuenta que no pasa nada.

Ojalá que valga la pena el daño, por el bien que crece, nace y vivirá Dios quiera muchos años, Ojalá que la ausencia, el desinterés y el desamor, sea proporcional en la oportunidad de hacer bien las cosas a partir del hoy.

Duele y vaya que duele, y mucho, pero espero que este dolor pronto sea un recuerdo vago, y que su evocación me represente un reto superado.

22.3.14

Los cuarenta

Después de este silencio intencional, reconocido como un espacio único e irrepetible de respiro, de reconocimiento y de auto descubrimiento, me reconozco hoy más que nunca a mis 40 años, como una mujer inmensamente feliz.
Hoy concibo la felicidad como un estado mental en donde la actitud y la mirada a la vida me ha permitido después de estadíos de recuperación y de duelo, a valorar enormemente lo que soy, lo que tengo en el sentido amplio de lo que se acumula y enriquece verdaderamente a las personas.
Confieso que decidí ante el reto de formar a otro ser humano, en evocar a la de entonces para no dispararme e instalarme en el vicio de la sobreprotección y además disfrutar la aventura que implica mirarse a los 40 años en un espejo de un niño de 2 años.

27.5.13

Cuando la voz no se escucha y tu piel no se toca..

A veces pareciera que las fuerzas se agotan y la desesperanza de que vuelvas con nosotros se instala en este cuerpo...

A veces pareciera que te toco con mi aliento y que el tuyo mi amor desnuda cada uno de mis pensamientos...pero abro los ojos y es apenas un anhelo.

Aveces quisiera gritar y sarandear la puerta y el teléfono, evocando al menos sino tu presencia, si tu palabra...

Aveces pareciera que te extraño menos y que me he acostumbrado a visualizarte y sentirte desde este exilio que estar lejos de ti..

Aveces mi amor creo que esta tristeza me agota y me agobia tanto, tanto que creo que ya no puede haber más, sin embargo los días y las horas se presentan y continuamos acumulando...

Aveces...

26.5.13

Mundo paralelo III

Levíto en las horas tratando de explicarle a este corazón la razón de tu partida...

Suena el teléfono y su voz intempestiva me reclama un momento, un espacio para poder hablar,

...no hay explicación, porque no hay argumentos...pero me canse de permitir que pase el tiempo y que los motivos y las ganas se diluyan con las horas y las semanas, no puedo, no quiero más que aspirar a volver a estar contigo, a oler tu aroma y a sentirte dentro de estos brazos, que apenas se sostienen desde que no estas a mi lado...

18.5.13

Noches que duelen..

NOCHES

Noches, benditas noches...

crueles porque no te tengo...
Piadosas porque contigo sueño...

sueño que en tus brazos vuelo
Noches... contigo,

amandote en mis sueños...
Noches... sin ti…

sintiendo que muero
Mis noches... mis dias...

se hacen largos porque,

la tristeza los atrapo en sus brazos.


No hay día  que no te haya esperado,
no hay minuto en que no te haya amado,
no hay excusa que no me haya inventado
para poder entender tu constante daño.